Embarazo a Término: Consideraciones actuales

Tal y como comentaba en el post de ayer (aquí lo tienes), el lema para este año es: ¿40 semanas? El nacimiento tiene el momento correcto, no el programado. Como se puede observar, el tema en este año gira en torno a respetar los tiempos y esperar el momento adecuado para el nacimiento de un bebé.

Embarazo a termino
Embarazo a término

¿Qué es un embarazo a término?

Tradicionalmente, se ha considerado que un embarazo a término es aquél cuyo nacimiento ocurre entre la semana 37 y la 42. Sin embargo, y luego de un estudio realizado a finales de 2012, el Colegio Americano de Ginecología y Obstetricia (OGAC) recomendó cambiar la expresión “embarazo a término” por la siguiente clasificación:

-Término Temprano:

Cuando el nacimiento tiene lugar entre la semana 37 con 0 días y la semana 38 con 6 días.

-Término completo:

Cuando el nacimiento ocurre entre la semana 39 con 0 días y la semana 40 con 6 días.

-Término Tardío:

Se dice así cuando el parto ocurre entre la semana 41 y la semana 41 con 6 días.

-Postérmino:

Cuando el parto ocurre más allá de las 42 semanas.

Fecha probable de parto. ¿Cómo se calcula?

El embarazo dura unos 280 días. Su duración se calcula a partir de la fecha de tu última regla (FUR), siendo entonces el día tu “fecha probable de parto” o “el día que sales de cuentas”. Para calcularla se aplica lo que se conoce como la “Regla de Nagele”, que consiste en sumarle siete días y restar tres meses a la fecha de tu última regla.

Es importante resaltar que la fecha obtenida es tan sólo una estimación, puesto que es bastante improbable conocer el momento exacto en que ocurre la fecundación. Con un adecuado monitoreo, es posible continuar el embarazo más allá de la fecha probable de parto (alrededor de las 40 semanas) y permitir que el parto se desencadene naturalmente.

¿Por qué se modifica la definición de embarazo a término?

Anteriormente se consideraba que este lapso de 5 semanas (entre la semana 37 y la 42) era uniforme en cuanto a resultados neonatales. Sin embargo, el estudio realizado a finales de 2012 revela que la morbilidad neonatal (en particular la morbilidad respiratoria) disminuye en aquellos nacimientos que ocurren alrededor de las semanas 39 y 40.

¿Qué ocurre con las cesáreas electivas?

Una vez finalizado el estudio, en el que se concluye que “los nacimientos tempranos al término se asocian con tasas más altas de mortalidad neonatal, postneonatal e infantil en comparación con los nacidos a término completo con relativa disparidad racial y étnica en las tasas y tendencias”; la OGAC recomienda la eliminación de los partos antes de las 39 semanas, salvo indicación médica.

Una vez más la ciencia nos confirma lo que la naturaleza lleva diciendo desde siempre: “la mejor incubadora es el vientre materno”.

Si te gustó este post, no olvides dejarme tu comentario.

Un abrazo.

Fuentes

Revista de Ginecología y Obstetricia de Venezuela

Definición de embarazo a término

No es lo mismo nacer en la semana 37 que en la 42

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *